top of page

¿A qué edad aparece o se manifiesta el Pectus Excavatum (Pecho Hundido)?

El pectus excavatum, también conocido coloquialmente como "Pecho Hundido", es una afección en la que la caja torácica está hundida hacia dentro.Esta deformidad estructural suele estar presente al nacer, pero puede acentuarse en mayor o menor grado en distintas etapas de la vida. La cuestión de cuándo aparece el pectus excavatum o cuándo se acentúa es una curiosidad importante para las familias y las personas afectadas. En este artículo, nos centraremos en las edades en las que aparece o se hace más pronunciado el pectus excavatum.





Existente desde el nacimiento

El pectus excavatum suele ser una afección congénita.En los recién nacidos, puede empezar como una ligera depresión de la caja torácica.Sin embargo, en esta etapa temprana, el pectus excavatum casi siempre pasa desapercibido, ya que la gravedad de la afección suele ser leve.


Infancia y adolescencia

El pectus excavatum se hace más evidente durante el periodo de rápido crecimiento de los niños. En particular, la pubertad es un momento crítico en el que esta afección se hace más evidente. Durante los brotes de crecimiento de la pubertad, la caja torácica y las costillas se expanden rápidamente, mientras que en algunos casos el hundimiento del esternón hacia dentro puede ser más pronunciado. Estos cambios pueden exacerbar tanto los efectos estéticos como físicos de la deformidad.





Edad adulta

El pectus excavatum no suele progresar después de la pubertad; sin embargo, la deformidad que se manifiesta en la adolescencia permanece fija en la edad adulta. En la edad adulta, cuando el desarrollo físico es completo, no se espera que la deformidad progrese, pero los efectos físicos y psicológicos de la afección pueden persistir.


Factores predisponentes


Actividad física y ejercicio: El ejercicio regular y la actividad física pueden tener efectos positivos en la apariencia de la deformidad, especialmente al fortalecer los músculos del pecho y la espalda. Aunque es posible que estas actividades no reduzcan la gravedad de la deformidad, pueden mejorar la postura general del cuerpo y el tono muscular, ayudando a que la afección sea menos prominente desde el punto de vista estético.


Cambios de peso: Los cambios significativos en el peso corporal, especialmente la obesidad, pueden afectar a la forma de la caja torácica y, por tanto, al aspecto del pectus excavatum.


Conclusión

El pectus excavatum es una afección que comienza en los primeros años de vida y se hace especialmente prominente durante la adolescencia. Es entonces cuando la deformidad es más notable, tanto estética como físicamente. Una vez alcanzada la edad adulta, la afección suele permanecer estable, pero los efectos sobre la calidad de vida de la persona persisten. Para las personas afectadas y sus familias, el diagnóstico precoz y las estrategias de tratamiento adecuadas desempeñan un papel importante en la reducción de los efectos de esta afección.


Gvacuum Pectus Excavatum Campana de vacío

12 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page