top of page

Información sobre los daños del tórax de Shoemaker (pectus excavatum) en el paciente



El tórax de Shoemaker, o Pectus Excavatum en términos médicos, es una afección caracterizada por el hundimiento de la caja torácica hacia dentro. Esto hace que el esternón se hunda hacia dentro, dando lugar a un aspecto hueco en la parte delantera de la caja torácica. El hecho de que el Pectus Excavatum cause daños físicos y psicológicos al paciente depende de muchos factores y debe evaluarse cuidadosamente.

Posibles efectos físicos:

1. Problemas respiratorios: En casos graves de Pectus Excavatum, el hundimiento de la caja torácica hacia dentro puede afectar a la función pulmonar y causar problemas respiratorios. Esto puede limitar la capacidad de respirar y causar dificultades respiratorias durante el ejercicio.

2. Problemas cardiacos: En casos muy graves de Pectus Excavatum, el colapso hacia dentro del esternón puede comprimir el corazón y afectar a la función cardíaca. Esto puede causar trastornos del ritmo cardíaco o insuficiencia cardíaca.

3. Curvatura de la columna vertebral: En casos graves de Pectus Excavatum, puede producirse presión sobre la columna vertebral y provocar problemas de curvatura de la columna, como la escoliosis.

Efectos psicológicos potenciales:

1. Autoestima y Estrés Psicosocial: El Pectus Excavatum puede afectar a la apariencia del paciente y causar problemas de autoestima. Los pacientes, especialmente durante la adolescencia, pueden experimentar estrés psicológico por tener un aspecto diferente al de los demás.

2. Aislamiento social: El Pectus Excavatum puede causar aislamiento social en algunos pacientes. Los pacientes pueden evitar las actividades sociales por miedo a no ser aceptados o a hacer el ridículo.

Opciones de tratamiento y riesgos:

1. Intervención quirúrgica: En casos graves de Pectus Excavatum, puede ser necesaria una intervención quirúrgica. El objetivo de esta intervención es enderezar el esternón o reducir la protrusión. Sin embargo, la intervención quirúrgica siempre conlleva riesgos y el proceso de recuperación puede ser largo.

2. Tratamientos no invasivos: Las opciones no invasivas, como la terapia de vacío, pueden considerarse una alternativa a la intervención quirúrgica. Sin embargo, la eficacia y la tasa de éxito de estos tratamientos varían de un paciente a otro.

En última instancia, que el Pectus Excavatum cause daño al paciente depende de la gravedad de la afección y de los síntomas. Dado que cada paciente es diferente, deben evaluarse cuidadosamente las opciones de tratamiento y los riesgos. Es importante consultar a un profesional sanitario para determinar el plan de tratamiento adecuado.



5 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page